Historia del arte dominicano

Clara ledesma

El arte dominicano comprende todas las artes visuales y las artes plásticas realizadas en la República Dominicana. Desde tiempos remotos, diversos grupos han habitado la isla de Ayíti/Quisqueya (los nombres indígenas de la isla), o La Española (como la llamaron los españoles); la historia de su arte se suele compartimentar en los mismos tres periodos a lo largo de la historia dominicana: el prehispánico o amerindio aborigen (500 a.C. a 1500 d.C.), el hispano o colonial (1502 a 1821 d.C.), y el nacional o dominicano (1844 a la actualidad)[cita requerida].

Las evidencias arqueológicas de poblaciones humanas en la isla se remontan a hace unos 6.000 años, cuando los forrajeadores de la Edad Arcaica llegaron desde Sudamérica a la isla caribeña[1] Remontándonos a los orígenes del arte autóctono, correspondiente a la etapa conocida como prehistórica, primitiva o prehispánica, encontramos varios grupos étnicos que conformaron la cultura aborigen: Taínos, Igneris, Ciboneyes, Kalinago y Guanahatabeyes.[2] De todos ellos, el arte taíno fue el mayoritario y el más extendido por todo el territorio insular, dejando una abundante cerámica y estructuras cerámicas.

Jaime colson

El arte dominicano comprende todas las artes visuales y las artes plásticas realizadas en la República Dominicana. Desde la antigüedad, diversos grupos han habitado la isla de Ayíti/Quisqueya (los nombres indígenas de la isla), o La Española (como la llamaron los españoles); la historia de su arte se suele compartimentar en los mismos tres periodos a lo largo de la historia dominicana: prehispánico o amerindio aborigen (500 a.C. a 1500 d.C.), hispano o colonial (1502 a 1821 d.C.), y el periodo nacional o dominicano (1844 a la actualidad)[cita requerida].

Las evidencias arqueológicas de poblaciones humanas en la isla se remontan a hace unos 6.000 años, cuando los forrajeadores de la Edad Arcaica llegaron desde Sudamérica a la isla caribeña[1] Remontándonos a los orígenes del arte autóctono, correspondiente a la etapa conocida como prehistórica, primitiva o prehispánica, encontramos varios grupos étnicos que conformaron la cultura aborigen: Taínos, Igneris, Ciboneyes, Kalinago y Guanahatabeyes.[2] De todos ellos, el arte taíno fue el mayoritario y el más extendido por todo el territorio insular, dejando una abundante cerámica y estructuras cerámicas.

Yoryi morel

A la llegada de Colón en 1492, la civilización indígena taína invadía la isla de La Española (donde actualmente se encuentran Haití y la República Dominicana). Sin embargo, a causa de las enfermedades y la persecución, la población taína prácticamente desapareció en cincuenta años. La aniquilación fue tan completa, de hecho, que los españoles conquistadores tuvieron que importar esclavos africanos para compensar la pérdida de mano de obra. A pesar de la escasa influencia de los taínos en la vida y la ascendencia del dominicano moderno, en el arte dominicano siguen apareciendo aspectos de esta cultura antaño floreciente.

Durante mi estancia en la República Dominicana, entrevisté a varios artistas, comisarios y críticos de arte moderno, así como realicé una investigación en la biblioteca utilizando los recursos disponibles en la PUCMM, la universidad local, y encontré muchos ejemplos de arte que incorporaban elementos indígenas. Al comenzar mis investigaciones, me propuse dos objetivos: estudiar cómo los artistas dominicanos han representado e incluido la cultura taína en sus obras y comprender mejor el significado de la herencia taína para los artistas dominicanos. En cada una de estas áreas abordaré mis hallazgos.

Cándido bidó

Los majestuosos alrededores de las casas del siglo XVI de Casas del XVI están llenos de arte, historia y aventuras culturales que esperan que los experimente.    Desde excursiones de medio día o de un día entero por la cuna del prestigioso ron de la República Dominicana, Ron Barceló, pasando por los campos ricos en plantas de cacao y antiguas plantaciones de azúcar, hasta visitas autoguiadas por las calles de la Ciudad Colonial, Santo Domingo guarda una sorpresa en cada uno de sus rincones. Le invitamos a visitar cualquiera de los siguientes lugares para disfrutar de un sabor inolvidable de la cultura y la historia del Caribe.

La galería abrió sus puertas en 2005 con el objetivo de promover las obras tanto de artistas reconocidos internacionalmente, como Rafael Barrios y César Menéndez, como de artistas locales emergentes, como Indhira Hernández y Mirna Ledesma. La galería también sirve como espacio de exposición para conferencias, charlas sobre arte, subastas y otras actividades. Hasta la fecha, la galería sigue siendo fiel a su palabra de potenciar la comunidad cultural local de Santo Domingo.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad