Historia del arte colombiano

Historia del arte colombiano 2022

lanceros del pantano de vargas

El arte colombiano creado a lo largo de los siglos en una rica gama de estilos y medios ofrece una intrigante visión del pasado cultural y político de la región. Las pruebas arqueológicas sugieren que la cerámica se produjo en Colombia desde el año 3.000 a.C., es decir, antes que en cualquier otro lugar de América.  La artesanía precolonial en oro se exhibe en su esplendor en el Museo del Oro de Bogotá. Y el Quimbaya es otro museo colombiano de visita obligada.

El catolicismo español tuvo un fuerte impacto en el arte de Colombia entre los siglos XVI y XVIII, y el popular estilo barroco fue sustituido por el rococó cuando los Borbones ascendieron a la corona española. Más recientemente, los artistas colombianos Pedro Bel Gómez y Santiago Martínez Delgado iniciaron el Movimiento Mural Colombiano en la década de 1940, que utilizó los rasgos neoclásicos del Art Decó. Botero es probablemente el artista colombiano más conocido.

La arquitectura colombiana deriva principalmente de la adopción de estilos europeos a las condiciones locales, y la influencia española, especialmente la andaluza, puede verse fácilmente.    El Teatro Colón de Bogotá es un fastuoso ejemplo de arquitectura colombiana del periodo republicano, y la Catedral del Arzobispado, también en la capital, fue realizada en estilo neoclásico en 1792, por el arquitecto colombiano Domingo de Petres. Rogelio Salmona, cuyas obras destacan por el uso del ladrillo rojo y las formas naturales, es un arquitecto ampliamente conocido, y ganó la Medalla Alvar Aalto en 2006.

bailar en colombia

Se dice que cuando uno se pierde, debe volver sobre sus pasos para encontrar el camino de vuelta. José Darío Gutiérrez, considerado uno de los más importantes coleccionistas privados de arte colombiano, confía en esta noción ya que considera que el desarrollo artístico de Colombia no ha sido debidamente documentado. A través de su propia investigación, ha visto que se han perdido conexiones entre ciertos periodos artísticos. Por esta razón, esto ha enturbiado la propia identidad del país y por ello concluye que es necesario mirar hacia atrás para volver a cuestionar nuestra comprensión del mismo.  Por ello, en 2008, Gutiérrez fundó Proyecto Bachué: una plataforma de gestión dedicada a promover las artes visuales colombianas. Se centra en recuperar valores ancestrales de la historia del arte colombiano que han determinado las especificidades de la producción intelectual y artística del país. A través de la revisión de estos «senderos» históricos, que han configurado los dispares sentidos de identidad de la población, su objetivo es comprender el progresivo desarrollo artístico de Colombia, consolidar su patrimonio cultural y construir una realidad universal.

poporo

En los últimos años, América Latina ha recibido una gran atención del mundo del arte internacional, y Colombia no es una excepción. Con artistas colombianos que inauguran exposiciones en todo el mundo y artistas internacionales que visitan, trabajan y exponen en ciudades colombianas como Bogotá, Medellín y Cali, la escena artística local está floreciendo. En una entrevista, Natalia Valencia, comisaria independiente colombiana, declaró a OBG que el actual auge de la escena artística del país está atrayendo un importante interés internacional, ya que los coleccionistas e inversores miran a Latinoamérica para ampliar sus activos y diversificar sus inversiones.

Desde los grandes museos hasta las galerías y espacios independientes, el país está viviendo uno de sus mejores momentos tanto para los artistas como para los coleccionistas. Este renacimiento hace que coleccionistas de todo el mundo se fijen en el país y ha permitido que algunos artistas jóvenes reciban un apoyo considerable. «El ambiente es vibrante debido a que los artistas jóvenes ya pueden vivir de la venta de su arte y de la obtención de becas, lo que supone una gran diferencia con respecto a hace 10 años, cuando la mayoría de los artistas se veían obligados a trabajar en otras actividades, como la enseñanza, ya que era casi imposible vivir del arte en sí», afirma Valencia.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad