Fundación fernando de castro

Fundación fernando de castro

tjsc na tv – juiz fernando de castro faria (entrevista 2)

El Dr. Fernando de Castro se licenció en medicina en la Universidad de Missouri, Kansas City. Posteriormente, realizó un internado en medicina interna en la Universidad Northwestern de Chicago, IL, y una residencia en dermatología en la Clínica Mayo.    El Dr. de Castro también realizó una beca de investigación en inmunodermatología y otra en dermatopatología en la Clínica Mayo. Está certificado por la Junta Americana de Dermatología, la Junta Americana de Dermatopatología y la Junta Americana de Inmunología Dermatológica Clínica y de Laboratorio.    Se incorporó a DAK en 1995, y es el Director del Laboratorio de Referencia de Dermatopatología en DAK y el Director Médico del Centro de Cirugía Ambulatoria de DAK.     Es miembro de la Academia Americana de Dermatología y del Colegio de Patólogos Americanos, así como de la Sociedad Americana de Dermatopatología, la Sociedad Americana de Dermatitis de Contacto y la Fundación Nacional de Psoriasis.    El Dr. de Castro fue jefe de Dermatología en el Hospital St. Joseph y actualmente forma parte del cuerpo docente voluntario de la Facultad de Medicina de la Universidad de Kentucky.

élitis x ad | escenografía en la fundación fernando de castro

Fernando de Castro fue miembro del consejo real de Juan I de Portugal, y fue nombrado por él gobernador de la casa del príncipe Enrique el Navegante. A veces se le designa como Fernando de Castro o Velho («el viejo»), para distinguirlo de su primo menor y homónimo, Fernando de Castro o Moço («el niño») o o Cegonho («la cigüeña»), que llegó a ser gobernador de la casa del príncipe Fernando el Santo por la misma época.

En 1416, Fernando de Castro fue enviado por el rey Juan I de Portugal como embajador portugués al Consejo de Constanza[1]. En abril de 1423, Fernando de Castro encabezó una embajada portuguesa a la corte de Ávila de Juan II de Castilla, para asistir a la tan demorada ratificación de la paz de 1411 entre Portugal y Castilla[1].

En 1424, percibiendo que la Corona de Castilla perdía interés en las Islas Canarias, el príncipe Enrique el Navegante decidió lanzar una expedición armada para apoderarse de las islas no conquistadas de ese archipiélago. La gran fuerza expedicionaria portuguesa, unos 2.500 infantes y 120 caballeros, se puso al mando de Fernando de Castro. Fue un fiasco. Al desembarcar en Gran Canaria, la fuerza expedicionaria se enfrentó a una dura resistencia por parte de los aborígenes guanches, y fue incapaz de salir de la playa. Al darse cuenta, demasiado tarde, de que no había llevado suficientes provisiones para tantas tropas en la playa (el agua sólo podía obtenerse en el interior), Fernando de Castro decidió cancelar la expedición y regresó a Portugal[4].

entrevista juiz fernando de castro faria

Este artículo necesita citas adicionales para su verificación. Por favor, ayude a mejorar este artículo añadiendo citas de fuentes fiables. El material sin fuente puede ser cuestionado y eliminado.Buscar fuentes:  «Casa Museu Fernando de Castro» – noticias – periódicos – libros – académico – JSTOR (abril de 2015) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)

La Casa Museu Fernando de Castro es una casa histórica, situada en la ciudad de Oporto, Portugal, que perteneció a Fernando de Castro, poeta, caricaturista, comerciante y coleccionista portugués[1]. Contiene varias pinturas de los siglos XVII al XX, esculturas y piezas de cerámica. En la actualidad, el museo está bajo la administración del Museo Nacional Soares dos Reis.

Nacido en 1889 en el seno de una familia de ricos comerciantes, Fernando de Castro heredó de su padre una sociedad comercial, con tiendas y oficinas en varios puntos de Oporto. Sin embargo, de Castro no era muy aficionado a los asuntos administrativos y comerciales. Se dedicó a escribir y dibujar, produciendo un gran número de caricaturas y viñetas. También publicó algunas obras en verso y en prosa. De Castro fue también un ávido coleccionista y amante del arte, logrando reunir varias piezas nacionales e internacionales que abarcan desde el siglo XVII hasta el XX. Tras su muerte, en 1952, su hermana donó su colección y su casa al Estado portugués[2].

reflexiones de fernando castro florez sobre galerías, ferias

Obispo de Calahorra (sin posesión) y de Zamora, arzobispo de Sevilla, inquisidor, consejero de Estado, cardenal. Undécimo hijo de la tercera condesa de Lemos, Beatriz de Castro, y de su segundo marido y pariente, Álvaro Osorio. Nació el 5 de marzo de 1523 en la ciudad de Valladolid, donde residía su madre. Estudió Humanidades, Leyes, Moral y Filosofía en la Universidad de Salamanca, para cuyo rectorado fue elegido en 1545, jurando como licenciado en Derecho Canónico ya en 1552. A los diecisiete años murió su padre. Por iniciativa propia y siguiendo una costumbre común en el siglo XVI el cardenal tomó el apellido de su madre, de ahí que se le conozca como Rodrigo de Castro Osorio.

Tras varios meses de infructuosas negociaciones, Rodrigo de Castro optó por proponer una solución intermedia: el envío de un legado especial con amplios poderes, que sentenciara a Carranza en España.

En el verano de 1598, Rodrigo de Castro se trasladó a la Corte, acudiendo a la llamada de Felipe II, que murió poco después de su llegada. En Madrid permaneció varios meses y a principios de año se trasladó a Valencia, ya que el difunto monarca le había encargado que recibiera a la futura reina Margarita en Vinaroz. Castro regresó a Sevilla a mediados de mayo, después de haber asistido a la boda real, a cuyo término tuvo la confirmación de que no sería promovido a la sede de Toledo, a la que aspiraba tras la muerte del arzobispo electo García de Loaisa.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad