Dibujos de cesar manrique

Dibujos de cesar manrique

arte de césar manrique en venta

Personalmente, César Manrique me parece una personalidad tan interesante que he decidido dedicarle una entrada en el blog. Durante nuestra expedición fotográfica visitamos lugares donde vivió y trabajó, vimos sus pinturas y obras arquitectónicas «in natura», por carreteras y junto a cruces de caminos pasamos junto a sus «molinetes», pasamos por el cruce donde, de camino a la Fundación, a los 73 años, murió en un accidente al no ceder el paso a otro coche…

Manrique fue una personalidad crucial para el desarrollo de Lanzarote en el último medio siglo. Gracias a él, la isla es un ejemplo de cuidado sostenible de su riqueza natural, arquitectura y urbanismo -regulación de la altura de los edificios altos, límites a las vallas publicitarias, regulación de las instalaciones recreativas, etc… Al visitar su casa y la Fundación se percibe claramente su respeto por los materiales naturales de la isla y, por tanto, su opinión sobre lo que es importante en la vida del hombre y lo que no lo es. Para el siguiente texto he utilizado el libro «CÉSAR MANRIQUE – PINTURA» para apoyar mis afirmaciones.

tienda de césar manrique

César Manrique Cabrera (24 de abril de 1919 – 25 de septiembre de 1992) fue un artista, escultor, arquitecto y activista de la naturaleza español de Lanzarote.

Manrique nació en Arrecife, Lanzarote, una de las Islas Canarias. Luchó en la Guerra Civil española como voluntario en la unidad de artillería del bando franquista. Asistió a la Universidad de La Laguna para estudiar arquitectura, pero después de dos años abandonó sus estudios.

Se trasladó a Madrid en 1945 y recibió una beca para la Escuela de Arte de San Fernando, donde se graduó como profesor de arte y pintura. Entre 1964 y 1966 vivió en Nueva York, donde una beca de Nelson Rockefeller le permitió alquilar su propio estudio. En Nueva York pintó numerosas obras, que fueron expuestas en la prestigiosa galería «Catherine Viviano»[1].

Manrique regresó a Lanzarote en 1966. Su legado en la isla incluye el centro de arte, cultura y turismo de Jameos del Agua (1963-87); su Casa del Volcán, Taro de Tahiche (1968); el restaurante del restaurado Castillo de San José en Arrecife (1976); el centro de visitantes del Parque Nacional de Timanfaya (1971); su Casa del Palmeral en Haría (1986); el Mirador del Río (1973), y el Jardín de Cactus en Guatiza. Tuvo una gran influencia en la normativa urbanística de Lanzarote tras reconocer su potencial turístico y presionó con éxito para fomentar el desarrollo sostenible de la industria[2] Un aspecto de ello es la ausencia de hoteles de gran altura en la isla. Los que hay, en general, mantienen el uso de colores tradicionales en su decoración exterior.

césar manrique arquitectura

César Manrique es el referente del arte canario moderno. Hombre de mundo, fue, sin duda, su isla natal, Lanzarote, la que más influyó en su forma de interpretar el arte y el lugar donde dejó su mayor huella.

Pionero del ecologismo, su extraordinaria perspectiva de la relación entre el hombre y la naturaleza impregna la gran mayoría de su obra. Por todo el archipiélago, vemos cómo su arte es un homenaje a Canarias y a su tierra natal. Pequeños rincones que hablan por sí mismos y que se pueden visitar para conectar profundamente con el entorno.

La obra artística de César Manrique siguió las tendencias de su tiempo, pero sus piezas en el territorio canario destacan por explorar nuevas prácticas. En todas ellas, Manrique busca un diálogo de integración tremendamente respetuoso con el entorno natural. Miradores, jardines, obras en la costa, centros culturales… La lista es interminable y destaca por su originalidad y perdurable modernidad. La obra de Manrique se puede admirar en Lanzarote, especialmente, pero también en Fuerteventura, Tenerife, La Gomera y El Hierro.

el pescado de césar manrique

Fue uno de los pioneros del arte abstracto en España. En 1953 fue cofundador de la Galería Fernando Fé de Madrid, la primera no figurativa de todo el país; allí conoció a Vázquez Díaz. En 1954 realiza su primera exposición abstracta junto a sus amigos Manuel Manpaso y Luis Feitó, ambos con su misma ideología. No se dejó influir por sus modelos Pablo Picasso y Henri Matisse .

En los años 60 realizó múltiples exposiciones en España, Alemania, Inglaterra, Suecia, Italia, Austria, Brasil, Japón, Estados Unidos y Finlandia. Cabe destacar su exposición en el Museo Guggenheim de Nueva York en 1964.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad